Muchos ecommerce asumen que una web responsive es la mejor manera de optimizar la experiencia de compra desde los terminales móviles, que cada vez representa la mayor fuente de trafico de sus tiendas online.

La realidad, en muchas ocasiones, es que una web con diseño responsive no responde con las tasas de conversión esperadas. El motivo principal es que los clientes esperan tener una experiencia parecida a la que tienen cuando usan una aplicación nativa (velocidad, interacción con elementos del dispositivo, usabilidad nativa).

Es en esos momentos cuando los retailers comienzan a evaluar la posibilidad de disponer de una aplicación nativa, ya que obtienen mayores tasas de conversión, les permite disponer de herramientas de comunicación más efectivas como son las push-notifications y en general, mejora la experiencia de compra.

Llegado a este punto, es cuando también se dan cuenta del “problema” de disponer de una aplicación nativa: costes de desarrollo, mantenimiento, actualización, convencer a los clientes que vayan a las Apps Store, busquen la aplicación, se la instalen y que se la actualicen de vez en cuando.

Entre una web de diseño responsive y una aplicación nativa, aparece el concepto de Progressive Web Application,  que trata de posicionarse como una alternativa que incluye lo mejor de las dos opciones: tecnología web con usabilidad de aplicación nativa.

 


 

¿Qué son las PWA?

 

Google introdujo la tecnología PWA (Progressive Web App) en el año 2015. Se trata de aplicaciones web que se basan en estándares web abiertos y están desarrolladas como una web convencional en HTML, CSS y JavaScript, pero que una vez abiertas, imitan la navegación de las aplicaciones nativas.

Las PWA son accesibles desde Internet vía URL y  se ejecuta en el navegador, lo que hace posible que funcione en diferentes sistemas operativos.

Mientras las web convencionales son “aplicaciones” para obtener información, las Aplicaciones Nativas y las PWA son “aplicaciones” pensadas para ejecutar tareas. En el caso de las tiendas online, claramente la principal tarea en “comprar”, y en eso tanto las aplicaciones nativas como las PWA consiguen mejores resultados.

 

Las principales carteristas de las PWA  que las hacen ideales para un ecommerce son:

Carga instantánea de todos los contenidos en caché de manera progresiva: Al usuario le genera, por ejemplo,  la sensación de inmediatez al navegar por los catálogos de productos.

► Push Notifications: Permite recibir notificaciones incluso cuando el navegador está cerrado. Las Notificaciones parecen un elemento fundamental en el proceso de comunicación entre el retailer y el cliente potencial, y actualmente parecen tener mejores tasas de conversión que los emails en ciertos sectores de ecommerce.

► Payment Request API: Se trata de una API Javascript construida directamente en el navegador que permite realizar pagos de manera rápida, transparente y segura, eliminando formularios de check-out, lo que mejora la experiencia de compra de manera importante.

► Offline Mode: Permite que los usuarios puedan continuar navegando incluso con baja o nula conectividad durante un determinado tiempo.

* Esta última característica se fundamenta en dos elementos

– El uso de un concepto introducido por Google, los “Service Workers” Estos permiten controlar las peticiones de red de manera programática así como ejecutar tareas en background.

– Contenido en caché

►Incluir acceso directo en el “escritorio” del terminal móvil, lo que permite imitar la visibilidad de los iconos de la aplicaciones nativas.

► Modo Full-screen: Permite disponer a la tienda online de toda la pantalla del dispositivo lo que ofrece una mejor experiencia frente a la pantalla de la web móvil, donde se observa la barra del navegador.

 

 

 

 

Ventajas de las PWA para ecommerce

 

Se trata de web móviles con el aspecto de una aplicación nativa, que utilizan algunas funciones nativas del terminal móvil (push, geolocalización), y  que responden de manera ágil al usuario al deslizar el dedo por la pantalla.

 Ventajas frente a las Aplicaciones Nativas:

    • •  No es necesario el proceso de instalación. Se accede mediante url en el navegador.
    •  Siempre están actualizadas, ya que cada vez que el usuario se conecta a la PWA, está siempre disponible la ultima versión
    •  Ahorro de costes en su desarrollo y mantenimiento. No es necesario desarrollar para cada plataforma.
    •  Permite posicionarse a nivel de SEO, frente al posicionamiento en cada una de las Apps Store de las aplicaciones Nativas.

 

✔ Ventajas frente a las web de diseño Responsive:

    • •  Velocidad: Las PWA son hasta 4 veces mas rápidas que las web de diseño responsive. Cuando hablamos de ecommerce en dispositivos móviles, la velocidad es un factor crítico para mejorar las tasas de conversión.
    • •  Fiabilidad: Gracias al contenido cargado en caché el proceso de transición entre secciones es transparente. Frente a los cortes o falta de conexión, las PWA proporcionan continuidad en la navegación.
    • •  Usabilidad: Al imitar la navegación de aplicaciones nativas, esta proporciona una mejora en la experiencia de compra frente a las web con diseño responsive, proporcionando hasta 4 veces mayores tasas de conversión ( según experiencias reales *)

 

*https://www.pwastats.com/tags/e-commerce

 

 

Entonces, ¿las PWA son la alternativa a las aplicaciones Nativas para ecommerce?

 

Pues la respuesta, por ahora, la tiene Apple.

El principal problema que tienen las PWA es que dependen de la tecnología del navegador. Actualmente solo se soportan en las últimas versiones de Chrome, Firefox y Opera.

PWA no se soportan en Safari y no parece que Apple esté por la labor de dar soporte a éstas, teniendo en cuenta todo el ecosistema que tiene alrededor de las aplicaciones nativas , el App Store y el negocio que para ella representa, y que posiblemente se vería afectado si fuera posible ejecutar desde los navegadores de la amplia gama de terminales del fabricante de Cupertino.

Por ello, para cualquier tienda online, especialmente en algunos sectores como el de la moda, dejar fuera a los usuarios de iPhone y iPad supone no tener en cuenta a mas del 60% del total de los compradores online desde terminales móviles.